Fieldfisher JAUSAS y el caso Banco Popular

El pasado 6 de junio se produjo un proceso de resolución y venta del Banco Popular al Banco Santander que ha generado una gran polémica a la par que enormes perjuicios a centenares de miles de inversores.

Por primera vez se ha aplicado un procedimiento de carácter expropiatorio de las acciones, así como de las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas.

El procedimiento llevado a cabo denominado “de resolución” ha sido anómalo. Es cierto que el banco Popular tenía un problema de liquidez derivado principalmente de su exposición al ladrillo y de la negligente supervisión del Banco de España (que lleva varios años mirando a otra parte). Además, la falta de liquidez se había agravado gravemente por una negligente gestión que había sembrado el pánico en los depositantes, sin que, de forma inexplicable, la CNMV suspendiera la cotización o prohibiera las posiciones en corto. Ahora bien, ello no quiere decir que el Banco no valiera nada. No hace muchas semanas, y ya inmerso en una profunda crisis de liquidez, el banco cotizaba en 3.000 millones de euros y la cotización del Banco Santander no ha dejado de subir desde la compra.

En lo que concierne al proceso de resolución, éste no fue un modelo de transparencia: Sobre la base de un informe provisional elaborado por Deloitte, se adoptaron precipitadamente todas las medidas contempladas en el Reglamento UE 806/2014 (medidas que estaban pensadas para utilizarse de forma paulatina), todo ello sin garantizar un proceso competitivo y transparente que permitiera optimizar el valor del banco.

A partir de ahí se plantean qué posibles acciones que se puede emprender para recuperar las inversiones.

En este punto, y tras un análisis profundo de la información disponible, consideramos que el recurso contra la resolución de la JUR (Junta Unificada de Resolución) y del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada bancaria) tiene pocas posibilidades de éxito.

Por el contrario, las acciones que se pueden ejercitar son las siguientes:

1) Accionistas que acudieron a la ampliación de capital de mayo de 2016: En este caso como los inversores adquirieron directamente del Banco Popular, la acción judicial más clara es la de anulabilidad por error en el consentimiento del art. 1265 del Código Civil contra el Banco Popular, en la medida que la información facilitada en el momento de la ampliación de capital se ha revelado falsa. Este caso guarda gran paralelismo con el caso Bankia en el que el Tribunal Supremo falló a favor de los inversores. El plazo de ejercicio es de 4 años a contar desde la fecha de resolución (6 de junio). El resultado de esta acción sería la devolución del capital invertido más intereses menos dividendos percibidos (con sus intereses) en su caso.

2) Accionistas y titulares de preferentes u obligaciones subordinadas que adquirieron sus acciones en el mercado secundario entre mayo de 2016 y la fecha de la resolución: En este caso como los inversores no adquirieron directamente del Banco Popular sino de un tercero, la acción judicial más clara sería por responsabilidad extra contractual del artículo 1902 del Código Civil contra el Banco Popular. El plazo de ejercicio es de 1 año a contar desde la resolución (6 de junio). El resultado de esta acción sería la indemnización de los perjuicios sufridos, esto es, la devolución del capital invertido más intereses menos dividendos percibidos (con sus intereses) en su caso. Adicionalmente podrán interponer la acción prevista en el apartado siguiente.

3) Inversores titulares de valores (acciones, participaciones preferentes u deuda subordinada) adquiridos con anterioridad a la ampliación de capital de 2016, grandes inversores, entidades profesionales e inversores que adquirieron en plena crisis de liquidez: la acción más clara es la de enriquecimiento injusto contra el Banco Santander para reclamar su valor al cierre de la última sesión. Conforme al Tribunal Supremo, esta acción se basa en que “nadie debe enriquecerse injustamente o sin causa a costa de otro”. Su aplicación descansa sobre la concurrencia de un elemento económico (la ganancia de uno, correlativa al empobrecimiento de otro, mediando un nexo de causalidad entre ambas), y una condición jurídica (la ausencia de causa justificativa)”, sin que sea necesaria la atribución de culpa a la persona que se enriquece.

Fieldfisher JAUSAS tiene una amplia experiencia en reclamaciones bancarias. Su socio Jordi Ruiz de Villa ganó en el año 2010 la primera sentencia sobre participaciones preferentes -de Lehman Brothers- en España y tuvo un papel preponderante en los casos Madoff, Landsbanki, Kaupthing y Meinl. Fieldfisher JAUSAS ha obtenido sentencias pioneras del Tribunal Supremo en materia de contratos financieros atípicos, preferentes y swap. Actualmente cuenta con un acuerdo en exclusiva con el fondo de financiación de litigios Therium Capital para la financiación de litigios relacionados con swaps de empresas de energías renovables.

En el caso Bankia Fieldfisher JAUSAS fue la primera firma en interponer una querella criminal en la Audiencia Nacional por las preferentes de Caja Madrid y ha tenido un papel destacado en la tramitación de la pieza de salida a bolsa de Bankia. Actualmente Fieldfisher JAUSAS representa varios inversores institucionales que reclaman contra Bankia por la salida a bolsa.

Desde 2012 Fieldfisher JAUSAS publica anualmente el Observatorio de la Jurisprudencia de productos complejos.

Para más información por favor contacte con Claudia Doñate, +34 93 415 00 88, claudia.donate@fieldfisher.com

Contactar

Por favor, rellene todos los campos que figuran a continuación para contactar con el departamento de litigación bancaria de Fieldfisher JAUSAS. Adelante:

Contactando acepta nuestra Política de Privacidad.

X

1. Derecho de información: A los efectos de lo previsto en la Ley Orgánica de Protección de Datos de carácter personal 15/1999, Fieldfisher JAUSAS informa al usuario / cliente de la existencia de un fichero automatizado de datos de carácter personal creado por Fieldfisher JAUSAS y bajo su responsabilidad con la finalidad de realizar el mantenimiento y gestión de la relación con los solicitantes de información o clientes que han accedido a través de los formularios electrónicos de este sitio o mediante mensajes de correo electrónico. El fichero referido ha sido inscrito en la Agencia de Protección de Datos.

2. Finalidad: Los datos que usted facilita a Fieldfisher JAUSAS tienen como finalidad gestionar su solicitud, facilitarle la información y / o servicios que solicite y poderle ofrecer nuevos servicios.

3. Consentimiento del usuario: El uso de los mencionados formularios, así como el envío de un correo electrónico de consulta, supone el consentimiento del remitente al tratamiento automatizado de los datos incluidos en los medios de comunicación indicados. Los datos no serán cedidos a terceros, con excepción de las compañías propiedad de Fieldfisher JAUSAS que operen bajo otras denominaciones. Salvo en los campos en que expresamente se indique lo contrario, la entrega de información requerida sobre datos personales tendrá el carácter de voluntaria, sin que la negativa a facilitar dicha información implique una merma en la calidad o cantidad de los servicios que usted solicite. La falta de cumplimentación de los campos determinados como obligatorios o el suministro de datos incorrectos imposibilitará que Fieldfisher JAUSAS pueda prestarle los servicios que seleccione, gestionar su solicitud o remitirle la información solicitada.

4. Derecho de acceso: Podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de sus datos personales, en los términos y condiciones previstos en la propia LOPD. Para su mayor comodidad, también podrá ejercer los derechos antes mencionados dirigiéndose a la siguiente dirección de correo electrónico: protecciondatos@jausaslegal.com.

Fieldfisher JAUSAS no utiliza tácticas de “Spamming”, y tampoco quedan registrados los usuarios por una mera visita a nuestra página web. Fieldfisher JAUSAS tan sólo tratará la información que el usuario nos comunique mediante correo electrónico, o al informarse sobre nuestros servicios profesionales.

5. Información sobre cookies: Esta web utiliza cookies. Revise por favor, nuestra política de cookies.

6. Seguridad: Fieldfisher JAUSAS mantiene los niveles de seguridad de protección de sus datos conforme a la normativa vigente en materia de protección de datos y ha establecido todos los medios técnicos a su alcance para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos que Ud. facilite a Fieldfisher JAUSAS, sin perjuicio de informarle de que las medidas de seguridad en Internet no son inexpugnables.

Respecto a cualquier tema relativo a la protección de datos de carácter personal, puede ponerse en contacto con nosotros mediante nuestra dirección de correo electrónico protecciondatos@jausaslegal.com .

Sobre Fieldfisher JAUSAS

Fieldfisher JAUSAS fue uno de los primeros despachos de abogados en empezar a asesorar a empresas y grandes patrimonios para reclamar a los bancos por las pérdidas generadas por productos complejos. Actualmente, es una de las 30 firmas líderes de España y con sólidas redes a nivel internacional y está centrada en el llamado “Derecho de los negocios”.

Año tras año, el trabajo de los profesionales de Fieldfisher JAUSAS está reconocido y valorado por los principales rankings de abogados del mundo. Asimismo, las diversas áreas de práctica de Fieldfisher JAUSAS reciben el reconocimiento de los cinco principales directorios a nivel mundial (Chambers & Partners, The Legal 500, Best Lawyers, Who is Who Legal y PLC).